¡Ya viene, ya viene!

¡Que viene que viene!

¡Ya tenemos la primavera peluda aquí, así que preparando aspiradoras!

 Si hay algo que odiamos los que tenemos mascotas es la caída de pelo. Por mucho que pases la aspiradora, cada hora siguen apareciendo las bolas de pelo como las barrilas del oeste. 

Al igual que las personas, ellos también sufren el cambio de estación y mudan su pelo.  

                                                               


En otoño y primavera son las grandes caídas de pelo, pero la de la primavera es la terrible porque el espeso pelo del invierno es mucho más abundante y grueso que el pelo fino-fresquito veraniego que mudará el próximo otoño entrante. Aún así junto con estas dos grandes mudas, a lo largo del año, el animal suele ir desechando pelo y renovándolo por otro continuamente. Los dueños, donde mi incluyo, de mascotas de pelo corto que se clavan como alfileres a todo lo sufrimos a diario, pero en las épocas de muda la cosa se vuelve complicada. Aunque los de pelo largo también tiene su a qué. De una manera u otra, todo pelo molesta (si eres maniátic@ de la limpieza más aún).

Muchos estudios revelan que las mudas estacionales están alargándose en el tiempo, se retrasan o adelantan, ya que el cuerpo del animal nota los cambios de temperatura inusual y comienzan a desechar pelo. Además, los perros y gatos que viven en viviendas con aire acondicionado y calefacción se vuelven un poco locos y no terminan de saber en qué época del año está, llegando a tener ciclos de muda incompletos.

Aún así, debemos tener en cuenta que hay muchas causas que pueden producir la caída del pelo: alergias, infecciones bacterianas, síndrome de cushing , hongos, problemas hormonales, diabetes…Un sinfín de enfermedades que provocan la caída del pelo en nuestros animales pero que por lo general suele ser por el cambio de estación.

                                                                 

Lo mejor para no caer en desesperación es seguir los siguientes consejos:

  • Si llega el buen tiempo y se puede pelar, pélalo. Ellos te lo agradecerán y tu estrés de limpieza también ;)

  • Mantén limpia su zona

Ya sea la casa o si tiene una zona para él. Un aspirador se hace imprescindible y durante la muda hay que pasarlo cada día para que todo se mantenga medianamente higiénico, evitando alergias para nosotros y ellos, además de la acumulación de ácaros por todas partes.

  • Cepíllalo a diario

Sé que da mucha pereza y algunos perros no son precisamente amigos del cepillado y ya ni hablar de los gatos, pero a base de insistencia podemos acostumbrarlos a su sesión diaria. El cepillado se hace suavemente, sin apretar demasiado a favor del pelo, nunca en contra. Eliminaremos pelo y lo mantendremos sano, fresquito y evitaremos nudos que provoquen rojeces y dermatitis por falta de oxigenación del cuero cabelludo. Además como gran plus tendremos menos pelos circulando por casa.

Importante, no comprar cualquier cepillo, pregunta en tu tienda o en el veterinario el tipo apropiado para su pelo.


 

                                                                        

​Importante, no comprar cualquier cepillo, pregunta en tu tienda o en el veterinario el tipo apropiado para su pelo.

  • Si notas caspa, sarpullidos o calvas ve al veterinario

A veces diversos problemas de salud como hongos o alergias están provocando esa caída excesiva. La caspa responde generalmente a problemas seborreicos por alimentación o por champús equivocados para la piel del animal.

  • Báñalo con mayor frecuencia

A no ser que sufra de dermatitis y sea preferible evitar continuos baños, intenta durante esta época bañarlo más de lo habitual. Primero retiramos pelo, con un cepillado a conciencia, luego lo bañamos con ayuda de una manopla especial rascadora siempre en la misma dirección a favor del pelo y finalmente cuando lo sequemos volver a cepillarlo o si está húmedo hacerlo al día siguiente. Esto te librará de muchos pelos durante algunos días.

                                                                        

Parece que el tema del baño no le hace mucha gracia

  • Aliméntalo con ácido grasos Omega

Ya sabéis que la alimentación lo es todo. Estos ácidos que todos conocemos son beneficiosos para un perro sano y hacen que las mudas sean menos abundantes. El aceite de salmón por ejemplo, lo añadimos a su comida, además les encanta. Aquí en Waniyanpi lo usamos para muchas de nuestras galletas.

Con paciencia y estos consejos evitarás que tu casa se convierta en una alfombra peluda, pero asúmelo, tu perro está hecho de pelos y eso venía en el pack cuando os enamorasteis y decidisteis iros a vivir juntos.

 

  • Caídadepelo
  • Caídadepelomascotas