Waniyanpi

¡Ya viene, ya viene!
La temida oruga procesionaria